Logotipo del Portal de Museo de Zamora; Ir a página principal

Piezas destacadas

AJUAR CAMPANIFORME DE VILLABUENA DEL PUENTE

Ajuar campaniforme de Villanueva del Puente

Sala I: Prehistoria

Ajuar de tumba campaniforme encontrado en Villabuena del Puente, compuesto por recipientes cerámicos (vaso, cazuela y cuenco) profusamente decorados, puñal de lengüeta en cobre con arandela de hueso, brazal de arquero y botón con perforación en "V", también de hueso, y cintas de adorno en oro. La riqueza del ajuar de estos enterramientos individuales de prestigio delata una diferenciación social que podrá apreciarse a partir de la Edad del Bronce (1.800 a.C.).

 

TESOROS CELTIBÉRICOS DE ARRABALDE

Tesoros celtibéricos de Arrabalde

Sala II: Protohistoria

Conjunto de joyas prerromanas halladas en Arrabalde. Realizadas fundamentalmente en oro y plata, constituyen un ejemplo excepcional de la orfebrería celtibérica, en la que se detectan influencias ibéricas, continentales y castreñas. Torques, pulseras, brazaletes espiraliformes, fíbulas, arracadas, prendedores de pelo y sortijas son sus joyas más características. Los denarios que acompañaban al primer tesoro sirven para datar el momento de la ocultación (finales del siglo I a.C.), coincidente con las campañas romanas de conquista del Norte peninsular.

 

PASARRIENDAS CON FIGURA DE CABALLO

Pasarriendas con figura de caballo de Villafáfila

Sala III: Mundo romano

Elemento de bronce relacionado con la suspensión de un carro, procedente de Villafáfila. Consta de dos piezas, la superior constituida por una figura de caballo, y la inferior por un cubo troncopiramidal con adornos vegetales y unas anillas en "ese", rematadas en cabezas de felinos, para la inserción de correas, de donde deriva el nombre de "pasarriendas", con que se ha identificado este tipo de piezas habituales en época tardorromana (siglo IV d.C.).


 

ESTELA  ROMANA DE VILLARDIEGUA DE LA RIBERA

Estela de Cudia

Sala IV: Epigrafía romana

Monumento funerario "en memoria de Cudia, hija de Arcón, que falleció a los quince años". Procede de Villardiegua de la Ribera y es una estela de granito, de época romana altoimperial (siglos I-II d.C.), similar a otros modelos de esquema arquitectónico del occidente peninsular. La pieza se conserva en su totalidad: cabecera de radios curvos, campo epigráfico enmarcado por pilastras, registro de arcos e, incluso, la parte inferior para ser hincada.


 

 

TESORILLO VISIGODO DE VILLAFÁFILA

Tesorillo visigodo de Villafáfila

Sala V: Medieval y Moderna

Compuesto por tres cruces recortadas en lámina de oro, incensario con fragmento de tapa y mango de posible patena, de bronce, este conjunto, encontrado en Villafáfila, se relaciona con ambientes litúrgicos y religiosos. Su sencillez y modesta factura se aleja  de la suntuosidad de otras piezas similares que caracterizan la orfebrería visigoda.  Siglo VII d.C.

 

SAN LUCAS

San Lucas

Sala VI: Escultura siglos XIV al XVIII

Pequeña escultura de mármol que proviene del Hospital de la Encarnación y representa a San Lucas. Fechada a principios del siglo XVI, mantiene reminiscencias del gótico final y de las corrientes europeas del momento. Se relaciona estilísticamente con algunas figuras que ornan lujosos sepulcros del gótico final, como los del Doctor Grado de la Catedral de Zamora o el de Juan II de la Cartuja de Miraflores de Burgos.

 

TABLA DEL DESCENDIMIENTO

Descendimiento. Monasterio de San Jerónimo. Zamora

Sala VII: Pintura siglos XV-XVIII

Constituye un excepcional ejemplo de la pintura gótica esta tabla del desaparecido monasterio de San Jerónimo, de Zamora, que estuvo depositada en el Museo Nacional del Prado prácticamente durante todo el siglo XX. Enmarcada por una arquitectura simulada que combina elementos del gótico final y del renacimiento inicial, representa el descendimiento de Cristo con los personajes dispuestos en una ordenada composición sobre el paisaje de una ciudad amurallada y minuciosos detalles característicos de la pintura hispanoflamenca.


 

BOCETO DE NERÓN Y SÉNECA DE EDUARDO BARRÓN

Boceto de Nerón y Séneca de Eduardo Barrón

Sala VIII: Escultura y pintura siglos XIX-XX

Obra del gran escultor zamorano Eduardo Barrón, que en 1904 mereció la medalla de oro en la Exposición Nacional. Tema clásico en la escultura historicista, representa, en equilibrada composición plena de detalles, la educación de Nerón por parte de Séneca. Se trata de un modelo en escayola  de la que se conserva, en igual material pero a tamaño real, en el Museo Nacional del Prado. De esta última, recientemente se ha realizado una copia en bronce que se exhibe en la ciudad de Córdoba.


 

ESCENA FAMILIAR. FOTOGRAFÍA DE JOSÉ GUTIERREZ "FILUCO" Y HEINRICH  KÜHN

Escena familiar. Fotografía de José Gutiérrez "Filuco" y Heinrich Kühn

Sala IX: Sala de la ciudad

La imagen reproduce el interior de una vivienda humilde en un barrio popular zamorano con un grupo familiar. Se trata de una preparada escena costumbrista de principios del siglo XX que constituye un documento de interés tanto desde del punto de vista etnográfico como por ser exponente de una nueva tecnología, la fotográfica. Copia a gran escala, la composición es el resultado del trabajo conjunto del fotógrafo y grabador zamorano José Gutierrez "Filuco" y del fotógrafo austríaco pictorialista Heinrich Kühn.

 

TESORO DE MONEDAS MEDIEVAL DE LA PLAZA DE ARIAS GONZALO

Tesoro de monedas medieval de la plaza de Arias Gonzalo

Sala IX: Sala de la ciudad

Tesoro compuesto por unas 4.000 monedas  de oro, plata y vellón, encontrado en pleno casco histórico de Zamora, dentro del primer recinto amurallado de la ciudad y datado entre mediados de los siglos XIV y XV. Mientras la moneda de oro (87 piezas, entre las que destacan una dobla nazarí, escudos franceses y florines de la Corona de Aragón) es totalmente foránea, la de plata y la abundante de vellón -salvo algunos ejemplares portugueses-, fue acuñada en el Reino de Castilla.